Como meditar

La meditación purifica lentamente la mente ordinaria desenmascarando y agotando sus hábitos e ilusiones que no son mas que trampas que impiden reconocer quienes somos realmente.

Poner fin a la distracción seria poner fin a nuestros tormentos, la clave es “ llevar la mente a casa”, a su verdadera naturaleza, a la naturaleza del Ser.

Poner fin a la distracción seria poner fin a nuestros tormentos, la clave es “ llevar la mente a casa”, a su verdadera naturaleza, a la naturaleza del Ser.
Hacia fines del siglo XX los conceptos básicos de la física fueron evolucionando y con los enunciados de la física cuántica la brecha entre la ciencia y la espiritualidad ha comenzado a estrecharse.
Varias experiencias realizadas con meditadores nos demuestran que la intencionalidad de nuestros pensamientos puede condicionar nuestro mundo exterior y nuestro funcionamiento interior.
El método para meditar es solo eso, a medida que la practica avanza la Meditación surgirá poco a poco.

Cual es la utilidad de la Meditación hoy?

La Meditación, la relajación , las visualizaciones, y las regresiones son diversas técnicas que pueden utilizarse par lograr estos objetivos.
La Meditación es una herramienta incalculable para el mantenimiento y la recuperación de la salud integral de las personas.


Dra Sandra Magirena

Como se medita?

La meditación es un método de equilibrio de la persona, mejora la calidad de vida , repercutiendo en el funcionamiento de cada una de nuestras células.
Muchos médicos saben que las personas poseen un poder curativo interior, es bien sabido que el buen humor en todo sentido se traduce en salud, y que el estado de funcionamiento de nuestro cuerpo esta directamente relacionado con el estado de nuestra mente y nuestra forma de ser.
La fuerza curativa interior es un energía muy sutil pero sumamente poderosa.
Todos podemos aprovecharla, la medicina holística integra al cuerpo con la mente y el espíritu, teniendo en cuenta además , las emociones y el entorno de las personas.
Existen innumerables publicaciones médicas donde queda demostrado que la disminución del stress es un factor importante en las mejoría de las enfermedades y en la prevención de otras. Además la disminución del stress mejora el funcionamiento del sistema inmunológico , la vigilancia interna del cuerpo físico.

Los Maestros dicen” Si creas una condición auspiciosa en tu cuerpo y en tu entorno, la meditación y el conocimiento se presentaran automáticamente”.
Hay que buscar un ambiente tranquilo, donde no se presenten interrupciones, si es posible al aire libre, en contacto con la naturaleza , y si no en un ambiente silencioso o armonizado con un a música suave o mantras..
El cuerpo debe estar cómodo y en sintonía con la mente. Se prefiere la postura sentada sobre el piso ,con la espalda erguida, los maestros dicen “ Siéntese como si fuera una montaña, la montaña esta cómoda y a gusto consigo misma, por fuertes que sean los vientos que la azotan o densos los nubarrones de su cumbre”.
En realidad la meditación puede practicarse en cualquier postura , acostado, parado , viajando en un colectivo, la clásica postura de Buda es la recomendada por los maestros budistas tibetanos, donde se plantea que desde ella se conecta la realidad ( piso o silla) con lo celestial (cabeza erguida).
Los ojos pueden permanecer cerrados o abiertos. Es conveniente para el principiante dejarlos cerrados para evitar distracciones.

La Meditación no es un acto de evasión sino de concentración y atención para conocernos profundamente. Es un estado de plena conciencia donde se logra vivenciar el presente en su estado mas puro.
La respiración es el eje central para iniciar la práctica. Suele ser extraño al comienzo el solo hecho de observar como el aire entra y sale de nuestro cuerpo , pero el tomar conciencia de la respiración funciona como un “disparador” interior que nos permite conctarnos con nuestro Ser interior, y calmar la mente.
Existen muchas técnicas que permiten apaciguar la marea de pensamientos y relajar la mente, cualquiera puede ser útil.
Los Maestros Budistas recomiendan tres: Observar la respiración , utilizar un objeto o recitar un mantra.